Correr, caminar, pedalear, trepar, nadar, saltar...Trabajar y VIVIR. La diabetes, una anécdota.

Siempre y cuando controlemos el ejercicio y nuestra glucemia en sangre. Esta enfermedad que junto con la obesidad está considerada la epidemia del siglo XXI permite llevar una vida activa perfectamente normal gracias a médicos e investigadores, profesionales apasionados que no dejan de trabajar para que mañana sea de verdad una anécdota. Hay dos tipos principales de diabetes: Tipo I y tipo II. La primera es la mía, la insulino-dependiente o también llamada infantil, porque en un alto porcentaje de casos se presenta a edades tempranas, aunque yo "debuté" con esta enfermedad a los 44 años. Mi sistema inmune falló y atacó a las células del páncreas que producen la insulina sufriendo a continuación los tres síntomas del libro o las "tres Pes": Poliuria (orinar mucho), Polidipsia (sed horrible a todas horas) y Polifagia (hambre, hambre, haaaambre).



¿Porqué a mí? Pensé. A mí que toda la vida he hecho deporte, que sólo tres meses antes terminé mi Cuarta Maratón en Donosti, a mí que no fumo, a mí que soy un chico formal: Buen padre y ejemplar esposo, a mí que hago la declaración de renta puntualmente y pago la contribución urbana y el impuesto de circulación religiosamente cada año... ¿Porqué?



El estrés que tantos sufrimos en mayor o menor grado, herencia genética, un catarro mal curado, la contaminación, el agujero de la capa de ozono... Médicos, familiares, amigos, vecinos y yo mismo apuntamos una u otra causa, pero lo cierto es que daba lo mismo. El caso es que mi cuerpo -mi páncreas- casi no tenía reservas de insulina y que ya no iba a producir más -o muy poca- y que iba a necesitar "pincharme" insulina todos los días.

domingo, 9 de febrero de 2020

Nuestro San Donato del Domingo

Que no nos falte el monte del Domingo. Hoy hemos hecho un San Donato, o mejor aún: Un Súper San Donato, porque no contentos con subirlo desde Uharte, hemos bajado al otro lado hacia Unanua para llegados a la fuente darnos media vuelta y volver a subir.  Nuestra idea original y lo que habíamos hablado era hacer un péndulo: San Donato y San Miguel de Aralar desde Uharte, pero sobre la marcha decidimos que nos molaban más las cuesticas del Beriain, así que le hemos hecho dos visitas a la ermita de los Santos Donato y Cayetano.

Las nubes agarradas arriba y la débil lluvia de ayer han hecho que todas las piedras estuvieran bien resbaladizas por lo que hemos pasado un poquico de miedo en los primeros metros de la bajada a Unanua.

Lo peor ha sido que David se ha dado media vuelta a poco de empezar la excursión pues el teléfono le ha dado muy malas noticias. ¡Animo David! La familia es lo primero y todos los Trizurkos te enviamos un abrazo.

Por otra parte habíamos quedado con Fernando para hacer juntos la excursión pero nuestro amigo se nos ha adelantado casi media hora y no nos hemos visto: El ha subido primero y después ha bajado por el Puerto de Uharte justo cuando nosotros subíamos por el Kilómetro Vertical. Como pensaba que haríamos el péndulo se ha tirado para San Miguel.  Finalmente nos hemos juntado  para tomar unas cervezas y un pincho en el bar de las piscinas, que casi viene a ser lo mejor del día ¿verdad?

La primera subida hemos ido Ascen, Sonia, Nacho y su perra Nala, Adrián, Alejo, Oscar y yo. Como Ascen y Nacho tenían prisa no han tirado para Unanua y se han dado la vuelta desde la ermita.

¡¡Qué fuertes están Alejo y Adrián!! Casi todo el tiempo tirando del grupo, subiendo pero sobre todo bajando. Oscar tampoco está nada flojo porque a pesar de meter más de 80 kmts semanales tiraba como un campeón también. Sus objetivos grandes este año son la 8k de Tena y la Ultra de Guara, ¡seguro que le saldrán bien! Sonia lo mismo: No puede quejarse (aunque sí se queja) porque ha aguantado el tipo perfectamente. Tenía miedo de flojear en la segunda subida pero ha ido perfectamente. ¡¡Bravo!! En la Nafarroa Extreme y en la Long Trail de Guara irás como un cohete.

¿Y yo? Yo estoy pensando en la Travesera y en la Ronda del Cims, ¡casi nada!  Y mis únicos planes son llegar sin nada roto a esas dos grandes. Mientras tanto ya estamos pensando en la Media Maratón de Montaña de Aibar, en la Galar Trail y cómo no en la Nafarroa Extreme, donde hasta ahora no he fallado en ninguna de sus ediciones. Alguno preguntaba si no me había inscrito a Zegama. No, porque ya no tengo pasta para más dorsales...

El vídeo de la excursión. Cómo no, con música de Rosalía...

lunes, 3 de febrero de 2020

Felicidades Fernando!!!

O mejor dicho súper-Fernando, porque se necesita un traje de súper-héroe para estar ahí: Con esa pedazo de sonrisa y esas ganas de comerte la vida subiendo y bajando montes con todo lo que has vivido, bueno, malo, muy malo y regular.  Pero lo que digo, que como tienes traje de súper-héroe y mala memoria para todo lo que no sean las cosas buenas, ahí estás: Sonriendo como un campeón, que es lo que eres.

Primera parte del manual de peloteo profesional. Que a ver si te pagas unos gintonis en la próxima salida...

Una foto que me gusta mucho: Con Fernando en  la cima del Toronzué, hace ya tres años cuando hicimos la Bucardada. Nos acompañan Iñigo y Txitxo. ¡¡Menuda grupeta hicimos!!

Hoy nuestro amigo Fernando Zaratiegui cumple años. ¿Cuántos? Unos pocos, a ver si lo vamos a contar todo aquí jajaja!!! Solo os daremos una pista: Más de 50 y menos de 60, pero el próximo año no nos servirá... La pista, digo, jijiji...  

Nos conocimos en la Carrera de Montaña Os Foratos de Lomenás, en Torla, allá por octubre de 2010, fue la única carrera que llegué delante tuya, probablemente porque el día anterior te habrías machacado, que eres un burro...  Desde entonces hemos compartido un monton de kilómetros. Los últimos ayer cuando nos metimos la excursión de la Nafarroa Extreme 35 kmts.  ¡¡Cómo disfrutamos!!  Tanto, que ya estamos pensando en la próxima.

¡¡¡Un abrazo Fernandooooooo!!! 

Nafarroando con Fernando...

domingo, 12 de enero de 2020

Por el Saioa

Domingo 12 de enero, frío, mucho frío. La excursión que planteamos es el Saioa, pero para añadirle distancia y desnivel pasaremos por el Gartzaga y Okolin, dos puntas que destacan en la divisoria que conduce al Saioa, el rey de la región desde donde tiraremos al vecino Zuriain.

Regresaremos sin subir otra vez el Saioa pero sí los otros dos, de modo que nos salieron casi 19 kilómetros y 1100 mts de desnivel positivo acumulados. Y con frío mucho frío.

Con Jon, Rebeca, David, Tedy, Fernando e Iván y su perro Duque. Mucho frío: Cuatro bajo cero en Pamplona y algo menos arriba de Velate por aquello de la inversión térmica, pero con una sensación térmica de menos mil porque pegaba un aire...

Una poca de nieve para hacer risas y darnos alguna culada. ¡¡Cuidadín!!

El vídeo de la jornada
Bajando del Gartzaga. Al fondo, lejos, lejos el Moncayo.
Bajando del Okolin ya tenemos delante el Saioa
La Luna lunera

Foto de cima ¡¡Gracias David!!

En la cima de Zuriain

Distinguimos Izaga y la Higa. Y Alaitz y el Perdón y...

domingo, 22 de diciembre de 2019

Mortxe y Sarbil desde Asiain


Hoy Domingo por la mañana hemos aprovechado una "ventana" de buen tiempo para echar unas carreras por estos montes repitiendo una excursión de las pasadas navidades ¡Qué pronto se ha pasado este 2019!



Nueve locos hemos quedado a las 8 de la mañana en Asiain, junto al río Arakil. Justo cuando ya se podía ver sin necesidad de luces. La pista que discurre por la ribera derecha del río (en sentido de la corriente) estaba totalmente encharcada y rota en algunos tramos, no hará muchos días que las aguas llegaron hasta aquí arrastrando ramas y piedras. Así pues los dos primeros kilómetros, a pesar de ser llanos, han sido algo incómodos y hemos cogido con ganas la subida al Mortxe: 700 mts de desnivel que suponen la parte más exigente del recorrido.

Un selfie con Toño, Adrián, Claudio, Santi, Alejo, Eric, David y Fernando

En la cima del Mortxe (1123 mts) nos hemos hecho una fotico y sin más ceremonias hemos tirado a la carrera hacia el Sarbil, al otro lado de una alta meseta de hierba y matorral con tan solo algunas encinas y robles achaparrados. Carrera alegre pero cuidando de no resbalar en las abundantes lajas de caliza que en algunos sitios cubren el piso. El pobre Santi se ha olvidado las zapatillas en casa y las que le han dejado tienen la suela desgastada así que se nos ha quedado un poco atrás. Seguro que no le vuelve a pasar. En cualquier caso hoy ha entrenado el control de la pisada como nunca y si le ha gustado en la próxima salida nos viene descalzo... ¡¡O con unas sandalias tarahumaras!!

Por la meseta hacia Sarbil


Adrian, nuestro jabalí de Oviedo, encantado de descubrir los montes de Navarra

Aquí los pies de Toño. Allá lejos el pantano de Alloz

Arriba del Sarbil (1136 mts) o Cabezón de Etxauri hemos parado un rato porque a la puerta de la ermita el sol calentaba un poquico. A lo lejos el pantano de Alloz se ve lleno del todo y es que está lloviendo lo que no está escrito estos días. Eric nos habla de un corrimiento de tierras próximo a la cima del Cabezón que debe ser espectacular pero lo dejaremos para otra excursión.

Por último disfrutaremos -y sufriremos también- de la "interminable" bajada final por el Barranco de Arlekoa siguiendo un estrecho sendero en el bosque. Aquí Eric desplegó sus dotes como jabalí en la orientación yendo por el fondo del barranco. Desde el sendero podíamos oír las ramas que apartaba o rompía a su paso, a la misma velocidad que nosotros corríamos por un buen camino, avanzaba nuestro campeón entre la maleza, lo dicho: Un puto jabalí.

Casi todas las fotos

21 kmts. La ruta en wikiloc

domingo, 15 de diciembre de 2019

Ortzanzurieta

Desde Roncesvalles.

Bonita excursión que se nos ha quedado un poco corta porque para las 11 de la mañana ya estábamos echando un café en el único bar que hemos encontrado abierto en Roncesvalles.  Volveremos porque la zona guarda un sinfín de rutas por disfrutar y la tenemos a solo una hora de coche.

Ascen, Rebeca y Luis

Si los 200 litros de agua que se midieron entre el miércoles y jueves pasado hubieran sido de nieve no habríamos podido hacerla, quizás con raquetas pero ni aún así...  El caso es que lo que empezó como una gran nevada terminó siendo un diluvio de agua y con la subida de temperaturas todo fue a parar al río Arga. Pamplona y su río salido de madre fue noticia en los telediarios del Viernes. Debe ser verdad eso que dice una niña sobre el cambio climático porque en un mes de diciembre lo normal habría sido que casi toda la nieve se hubiera quedado allí arriba.

En cualquier caso la previsión para hoy Domingo era de cielos despejados de modo que nos decidimos a salir al monte. ¿Dónde vamos?  La Higa, Izaga, el Perdón, Alaitz, Urbasa y San Donato los tenemos ya muy repetidos y se nos ocurrió esta excursión que tan bien describe Julio Asunción en wikiloc.

Y es que el Ortzanzurieta con sus 1566 mts de altura es una montaña obligatoria para todo trail-korrikolari que se precie.  Nos hemos apuntado diez valientes y valientas: Ascen, Rebeca, Alejo, Juan, Adriá -de Girona-, Adrián - de Asturias-, Jon, Fernando, Luis y servidor de ustedes. Todos con muchas ganas de quemar unas pocas calorías de cara a las muchas más que caerán en las próximas semanas.

Poco después de las 8 hemos echado a correr por una pista que llaneando se dirige hacia la Fábrica de Orbaiceta. A los 4 kilómetros y siguiendo el wikiloc la hemos dejado para tirar monte arriba, primero por laderas de helechos aplastados y después bajo las hayas hasta el Alto de Nabala desde donde hemos seguido el cordal divisorio hasta nuestra cima preferida.  La subida hasta Nabala ha sido muy tiesa pero sin mayores dificultades, arriba nos hemos divertido con algunas manchas de nieve y la última parte ha sido un poco fea por el fuerte viento que arriba soplaba muy frío.

Lo dicho: Una excursión muy apresurada porque el día no estaba para sentarse a mirar los paisajes. Volveremos.

Unos seis grados de temperatura cuando hemos arrancado.

Alejo dice que no viene más, una zarza le ha arañado la nariz nada más salir... ¡Qué pobre!


Buenas fotos super-Luis!!!!

La poca nieve que quedaba era costra, señal de que ha helado arriba.

El Ori tapado

Allí lejos se distinguen la Higa, Izaga y hasta el Moncayo... Debajo y a la derecha Burguete y su llanada.


Foto de cima ¡¡menudo frío!!


La ruta en mi wikiloc
Mientras que aprendemos a manejar las nuevas tecnologías nos conformaremos con esta foto de equipo made in Alejo, de izq a dcha: Rebeca, Ascen, Juan, Adriá, Alejo, Fernando, Adrián, Jon, Yo y Luis Leandro. ¡Qué guapos hemos salido!

En Roncesvalles a las 11 se estaba de maravilla.
Casi todas fotos aquí

sábado, 9 de noviembre de 2019

Larreak Bizirik


Hay una fórmula magistral para organizar una carrera y que todo salga perfecto, la tienen nuestros amigos del club Adi-Ike y de Galar: Afición y entusiasmo por la montaña, capacidad de trabajo y saber contagiar todo eso a un gran equipo de voluntarios. Esa es la fórmula.

Salida de la carrera

Si la tienes lo mismo sale una Camille Xtrem que una Galar-Trail, dos carreras que agotan sus dorsales en pocas horas. Esta Primera Edición de Larreak Bizirik contó con más de cien participantes a pesar de la lluvia pero estoy seguro de que el boca a boca de todos los que la corrimos, vivimos y disfrutamos hará que vengan más ediciones.

Olaz, o mejor Olaz-Subiza, es un pueblo de "cuatro" casas que se levanta a la orilla del carretil que lleva de Subiza a Campanas. Lo rodean extensas fincas de cereal con algunas "islas" de bosque y matorral ocupando colinas o altozanos. La Sierra del Perdón se levanta próxima y dominando la cendea. La Cendea de Galar a la cual pertenece también Olaz.

Territorio Galar-Trail, la super-carrera que cada año tiene lugar en un pueblo distinto de la cendea: Subiza, Arlegui, Esparza y Galar. Una fiesta itinerante de la que Olaz no ha disfrutado ningún año. Como los organizadores de la Galar son unos campeones han querido sumarlo a este club de locos, diseñando una carrera familiar y rápida de 6 kilómetros por los caminos y pistas próximos. Un recorrido variado cuyo perfil son tres pequeños toboganes. ¿Quién dijo miedo? Y me inscribí.


Las agendas están sobrevaloradas: Lo digo por esa que todos tenemos en el móvil y que, al menos yo, deberíamos utilizar más. Hace meses mi señora esposa nos apuntó a los dos a una velada de rock en la Casa de Cultura de Zizur. ¿Cuándo? El Sábado a las 8 de la tarde.

-¡Alejo, si no para de llover va a ir su tía a Olaz!- le dije a mi compañero Trizurko. Era Viernes por la tarde y al otro lado de la ventana caía el diluvio universal. Mi colega me dio toda la razón: A él tampoco le apetecía un pimiento.

Correr con buen tiempo está sobrevalorado: A mediodía del Sábado apenas caían cuatro gotas así que nos quedamos sin excusa. Cuatro Trizurkos: Alejo, Adrián, Nacho y servidor nos dirigimos a Olaz a eso de las 6 de la tarde con tiempo de sobra para pillar el dorsal. Yo había resuelto mentalmente la ecuación que me permitiría hacer la carrera y asistir al concierto. A ver...

Mis zapatillas Inov8 X-Talon212 con sus tacos bien marcados y separados me daban toda la seguridad que necesitaba para el barro que nos esperaba. Lástima que las ruedas de mi coche no eran tan macarras porque la finca habilitada para aparcar se había fastidiado un poquillo con las lluvias. Afortunadamente no tuvimos problemas para entrar ni para salir.

Más de cien locos y locas!!! (J.J. Imbuluzqueta)
Carrera rápida, rapidísima. Que se lo digan a Jon Ridruejo o a María Irigoyen ambos campeones en sus respectivas categorías, por cierto María repitiendo el éxito de hace una semana en la Basajaun. Zorionak berriro!!!

Alejo y servidor echamos a correr casi de los últimos y Adrián un poco delante nuestra. Una vuelta al pueblo en volandas con toda la animación de familias y amigos que hacen pasillo a pesar de la lluvia.  Y la carrera empieza al pasar el arco por segunda vez. ¡¡Vamossss!!

Salimos a la carretera pero enseguida la dejamos para coger un sendero de barro que en fuerte subida supone nuestro primer tobogán. Más público animando a tope, yo me veo corriendo como en un sueño: la lluvia brillando en gotas fugaces a la luz de mi frontal, las zapatillas del corredor que me precede, el barro y las risas... Lo que digo, que me parece estar viendo una peli, jajaja!!!

Un tramo de pista donde alargo zancada y alcanzo a Blanca Saez (será tercera jabalina hoy), -¡Aúpa Zuri!- y sin mas cortesías continúo para adelante como si no hubiera mañana. También doy caza a dos humiclimas: Iñaki y Javier (otro día me pillarán ellos a mí) y un poco después alcanzo a Tomás, el Txurregi mas salao de todos -¡Vamos que nos vamos!-.  ¿Y esa falda negra? ¡Anda si es Saioa! correré detrás suya unos minutos y poco a poco me acercaré hasta poder adelantar a la super campeona de los Trabukos Bordazar el equipo más numeroso hoy.

Sigo a la carrera ahora por un sendero estrecho entre pinos y matorrales. Ya hemos superado el segundo tobogán y bajamos por el mismo sendero embarrado de la primera subida. Los voluntarios nos advierten de los sitios complicados. Delante mía un Adi-Ike y un Humiclima: Jose Miguel Lisarri con quien he coincidido en muchas carreras (y al que solo he pillado en una o dos ocasiones), hoy tampoco lo conseguiré porque en la última subida a la ermita se me escapa dando saltos de "escalón" en "escalón" ¡Yo no puedo máaaaaas...!

Precioso el pasillo de antorchas que han puesto arriba y... ¡¡Para abajoooo!!  Con cuidadín no sea que nos matemos al final me digo, y aseguro lo mejor que puedo donde pongo las zapas.  Había pillado al Adi-Ike (Iker Bueno) pero me adelanta en los últimos 500 metros que pican un poco para arriba.

Ya se oye la música y el jaleo en la meta, ya veo las luces, ¡¡¡ya estáaaaa!!!

Qué gozada.

La Carrera en mi Garmin. Mi reloj señala 35:15 porque le dí al botón al echar a correr. Mi crono oficial fue 33:47 más de un minuto detrás de Alejo ¡qué cab...! Jajaja!!!
Por suerte pudimos tomar un caldo y charlar unos minutos con los amigos: De los Columpios-Trail de Beriain estaban Javier Sanz e Iñigo Macuso ¡qué fuertes estáis! Dani del Txurregi todavía no está corriendo pero se acercó para animar ¡Qué tío más majo! Xabier Zarranz que fue segundo ¡solo 9 segundos detrás de Jon Ridruejo! Mikel Salaberri otro Adi-Ike de los buenos, como Tomás Anaut que no la pudo correr pero también se acercó a disfrutar del ambiente.  Lo mejor el abrazo con Angel Baka Iokko que andaba loco por allí con todo el lío de la carrera ¡qué grandes!

Pero ninguno tan grande como Alberto Armendariz que corrió con nosotros para animarnos a todos frente a una enfermedad como la ELA contra la cual la última opción es rendirse. ¡¡Sí señor!

Foto de los campeones (J.J. Imbuluzqueta)
Mikel Beunza también eligió las Inov jejeje... Guapísimo répor de Pili Larraya
Nota: Llegué a tiempo al concierto. No hice ni ducharme pero con el frío y la lluvia poco había sudado. Con los que sí mojé la camiseta fue con los Parachutes y los Apandadores ¡¡Buenísimos!!



lunes, 4 de noviembre de 2019

Basajaun Trail I Edición

Galdeano, en el Valle de Allín, se levanta a los pies de la Sierra de Lokiz. Pueblo de pocos vecinos pero muy guerreros, tanto que se han liado a organizar esta super carrera de montaña: La Basajaun Trail, en honor al Señor de los Bosques, que si existiera de verdad, fijo que tendría aquí su casa, en estos montes poblados de encinas y robles centenarios, de hayedos y prados abiertos en los altos de la sierra.  Una montaña tranquila, menos frecuentada que su vecina del Norte, la Sierra de Urbasa, y por ello con más secretos y rincones por descubrir...

No lo pensé mucho cuando sus organizadores, con Sergio Aramendía a la cabeza, nos presentaron la carrera con dos distancias: 43 kmts y 2550 mts de desnivel positivo y 23 kmts con 1350 mts. Con esos números se suponen pruebas "correderas", donde se puede correr mucho pero ojo, siempre que sepamos medir las fuerzas.

El Sábado 2 de noviembre salió nublado, muy nublado. Había llovido mucho la tarde del Viernes y los pronósticos también apuntaban agua para esta jornada pero afortunadamente todo quedó en dos o tres breves chaparrones que con la buena temperatura no hicieron necesario el chubasquero. Un día perfecto para sudar. Porque sudamos. Como ceporros.

Para la distancia de maratón yo era el único Trizurko. Iñigo Fernández que es casi-Trizurko, se había apuntado a última hora y quedamos para ir juntos en su furgo. A eso de las 7:00 llegábamos a Galdeano. Junto al Palacio del Siglo XIII que actualmente es un magnífico hotel, recogimos los dorsales y la súper-bolsa del corredor en la que teníamos una sudadera guapísima,  calcetines técnicos y un vaso plegable, todo con el logo de la prueba ¡Muy chulo! También contenía una caja de caldo Aneto, una lata de refresco y un gel. Si además la organización nos invitaba a un magnífico almuerzo después de la carrera ¡Qué más podíamos pedir! Incluso habían dispuesto duchas portátiles junto a una gran carpa donde estaba el comedor. Por cierto que los cubiertos y platos de la comida eran de madera y cartón, ¡¡muerte al plástico!! Tampoco tendríamos vasos en los avituallamientos pero con los flases de la mochila o el vaso plegable ningún problema.

A la distancia de 23 kmts vienen Ascen, Tedy, Jon y Adrian, otros cuatro Trizurkos que saldrán a las 9:00. Como la Maratón sale una hora antes no los veremos hasta llegar meta,  y allí podremos dar la enhorabuena a Ascen y Tedy como sendos campeones veteranos ¡¡Olé olé los Trizurkos viejunos!!

 Entre las dos pruebas nos juntamos más de 350 locos y locas, casi todos de casa, estamos en familia. Hay Txurregis ¡cómo no va haber! Trabucos, A4'XKM con su campeón a la cabeza: Xabier Zarranz
Hiru Herris y de otros equipos.  ¡¡Hombre Ramón!! El campeón de Ribaforada que conocí en Longás (No Hay Pitera) se ha venido hasta aquí para estrenarse en la distancia, ha venido él solo porque sus colegas están entrenando el asfalto para Donosti. Está nervioso y muy ilusionado, hará un buen crono pero este chaval está muy fuerte y tiene mucho márgen para mejorar. Amaya todavía está más nerviosa, también se enfrenta por primera vez a esta distancia y en sus ojos brilla la felicidad de una aventura nueva. Saioa en cambio sabe muy bien a dónde ha venido, se ha preparado muy bien desde la Nafarroa Xtreme, allá por finales de abril y hoy me sacará más de 12 minutos. Desde Lerín ha venido Iñigo Gorosquieta, con mucho respeto porque solo hace una semana se dejó la piel y casi una rodilla en la Juan Miguéliz Leyre Trail, donde tuvo un mal tropezón a solo un km de la meta. Todavía le duele pero confía en que al entrar en calor no le de problemas.  Los dos fuimos compañeros de carrera en la Zazpimendi hace dos años y hoy también iremos juntos casi toda la carrera.
Arriba estoy entre dos Iñigos y Javi Oteiza. Abajo con Ramón ¡quién pillara tus patas campeón!
En cuanto a mis 43 kilómetros os haré un breve resúmen:

A las 8:00 salímos escopetados de Galdeano para arriba todo recto. Todo recto salvo un pequeño despiste de casi toda la tropa cuando equivocamos el camino y rectificamos cruzando una finca labrada (menos mal que estaba sin sembrar jejeje). La primera subida siempre es la más dura, al menos en mi caso pues me cuesta meter las patas en faena, ¡¡las patas y la caja también, arf arf!! Aún así puedo cruzar cuatro palabras con Joxan Salgado a quien no veía desde Canfranc, ¡menudo pájaro! me saca unos años y me sacará más minutos aún en meta el campeón de Altsasu.  Y para campeones los hermanos Jonatan y Fernando Tejada que han venido para darse una vueltica y animarnos a todos: Nos pasarán a toda pastilla monte arriba y Jonatan bromea cuando nos ve caminar en un descanso ¡¡Eh chavales que aquí se puede correr jajaja!!

Primeros metros de carrera entre Iñigo y Joxan Salgado ¡¡Gracias por el Répor Manuel Hurtado!!

Algún paso delicado asomando sobre las paredes de la sierra. Debajo nuestra el valle por donde corre el Urederra está muy guapo. Descenso rápido y pronto nos vemos corriendo a la ribera del río.

 Vídeo de Dani Salinas, eskerrik!!

Aquí Iñigo y yo nos unimos a Edorta, Carlos Arraiza y Alejandro y así los cinco nos acercamos a Baríndano, pueblo que quedará a nuestra espalda cuando enfrentamos la segunda subida que discurre junto al Barranco de Basaula, declarado Reserva Natural. Corremos y andamos entre encinas y robles monumentales, una oscura catedral vegetal.

Carlos Arraiza, Alejandro y Edorta


Iñigo y Alejandro

Y más arriba entramos en el hayedo y en el Otoño ¡qué maravilla! Superada la segunda subida de la jornada continuamos a la carrera por una pista en bajada muy tendida ¡¡Yujuuuu...!! Iñigo dice que a lo mejor no conviene lanzarse tanto, que todavía queda mucha carrera. Y tiene razón así que nos contenemos un poco. Pero poco, jeje.

Avituallamiento líquido y sólido, aquí están Patxi Arbizu y Edurne, los campeones del Tor des Geants este año, él como primer veterano y ella la mejor asistencia en carrera y cocinera de tortilla de patatas. ¡¡Y nos ha hecho tortilla!! Comeré un buen trozo ¡¡riquísima!! beberé un poco de coca-cola y tras rellenar bidones con agua seguiremos la excursión. ¡¡Mila Esker Bikote!!

El chubasquero que me había puesto durante un corto chaparrón vuelve a estar en la mochila y ahí se quedará toda la excursión. Muchas nubes oscuras en el cielo pero toda el agua que nos cae es la que sueltan las ramas movidas por el viento. El día es espectacular para correr.

Tan espectacular como el paso por un túnel natural, el "Agujero de Ollobarren" por donde entramos confiando ciegamente -nunca mejor dicho- en las marcas de la carrera. Un segundo de oscuridad y al doblar un recodo vemos la luz y comenzamos una bajada cañera hasta una fuente próxima a Ollobarren.  Es control de paso y aprovecho para remojar la cabeza pues el descenso lo hemos hecho a fuego y estamos sofocados.

Amaya a tope ¡¡Vamos!!

Saioa como un tiro, pensé en pillarla en la última etapa de la carrera pero me sacó más de 10 minutos en meta ¡¡Olé olé!!

¡¡Otra vez para arriba!! Pero solo un poquito para proseguir llaneando por las faldas de la sierra hasta Ganuza. Avituallamiento líquido y sólido. Aquí está Dani Salinas animándonos a todos como un poseso, está disfrutando tanto como si la estuviera corriendo ¡qué tío!  Aquí como un puñado de frutos secos, tres cachos de naranja y medio plátano, tras de lo cual le meto prisa a Iñigo para retomar la carrera.

Por delante tenemos la tercera subida importante que además es cronometrada: 500 mts de desnivel que nos llevan hasta un estrecho arriba de los escarpes de la sierra. En la parte superior el sendero salva el último escalón mediante una rústica obra de piedras.  Una dura etapa donde llevo la iniciativa con un ritmo sostenido y exigente a la vez. Nos pasa un chaval que va más fuerte e intento seguir detrás pero es imposible, así que aprovecho para tirar dos afotos. ¡¡Qué rincón más guapo!!

Ya casi estamos arriba


Animo Iñigo!!

Alejandro subía detrás nuestra. Allí abajo está Ganuza y al fondo Montejurra...

Asomado en una terraza está Raúl Astarriaga, un amigo Trizurko que también ha querido venir a animarnos. El caso es que nos chafa un poco la ilusión cuando nos dice que casi nos queda la mitad. -Pero tío, si ya estamos arriba!!- le protesto. Pero tiene razón pues aunque estamos de nuevo en lo alto de la sierra todavía tenemos por delante más de dos kilómetros para terminar la subida cronometrada.

Dejando atrás el Barrando de Zologorri nos vemos de nuevo en todo lo alto de la sierra, monte bajo de espino, bojes y enebros por medio de los cuales una estrecha pista traza una recta interminable. Trato de animar a Iñigo diciéndole que en Lerín tiene la misma distancia de casa a la panadería y le señalo el lejano final de la recta...

Casi dos kilómetros después y 100 mts más arriba llegamos al punto de control ¡¡Uffff!! Qué largo se nos ha hecho.

A estas alturas me entra una poca de rabia y viendo que Iñigo se queda atrás decido tirar en solitario: Es el Puerto de Aramendía donde el sendero dibuja tres zig-zags y perdemos trescientos metros de desnivel.  Abajo llegamos a una pista donde consigo mantener ritmo de carrera -ritmo de supervivencia no os penséis- hasta llegar a un avituallamiento. En la mesa solo hay un trozo de plátano, lo pillo bromenado con los voluntarios preguntando si no tienen más, pero me dicen que este avi es solo de líquido. Quiero devolver el botín pero insisten que lo coma. ¡¡Gracias majetones, agur!!

Manos a las rodillas, dientes apretados y agachado como si buscara el rólex que nunca me regalaron enfrento la última subida de casi 400 mts de desnivel hasta la ermita de San Cosme y San Damián. Allí hay un avituallamiento pero no hago ni parar y cogiendo dos trozos de naranja prosigo la carrera. Excepto dos corredores a los que he dado caza iré solo ya todo el tiempo hasta la meta.

Borja Valdés, mi espiker preferido me dará la bienvenida felicitándome por haber conseguido bajar de las seis horas. 05:58 minutos exactamente. ¡¡Qué paliza más guapa!!

Iñigo Fdez Mendibe consiguió un tiempazo: 04:46 ¡Y eso que sufrió un despiste de casi un kilómetro! Jon pasó alguna miseria con las tripas pero terminó su primera carrera de montaña: 23 kmts muy muy exigentes, Zorionak txapeldun!!
Ascen y Tedy ¡¡Dos campeonísimos!! ¡¡Olé los Trizurkos Veteranos!!

Xabier Zarranz campeón absoluto con 03:58 ¡¡Dos horas menos que yo madre mía!!

María Irigoyen primera chica con 05:04, Aitziber Osinalde 05:12 y Saioa Muñoz 05:47 ¡¡Cualquiera te pilla Saioa!! Zorionak!!

 En este vídeo puede verse el paso por el "Agujero de Ollobarren"


La Carrera en mi Garmin

 Mis glucemias:

Bastante alto al despertarme a las 5 de la mañana: 175Tres uds de novorapid para desayunar un café con leche y un puñado de nueces.

Un té antes de la salida (sin azúcar of course)

En todos los avis he agarrado dos o tres cachos de naranja, plátano y frutos secos. El mejor avituallamiento donde estaban Edurne y Patxi: Coca-cola, frutos secos y tortilla de patata. Allí Carlos Arraiza se echó un trago de vino.

Ningún control hasta meta pues tenía buenas sensaciones. En meta 78.

Un plato de macarrones (poquicos), una hamburguesa y un dulce de hojaldre con dos vasos de vino. (Iñigo conducía la furgo). 6 uds de novorapid. En casa a las 6 de la tarde tenía 81 de azúcar. Bien