Correr, caminar, pedalear, trepar, nadar, saltar...Trabajar y VIVIR. La diabetes, una anécdota.

Siempre y cuando controlemos el ejercicio y nuestra glucemia en sangre. Esta enfermedad que junto con la obesidad está considerada la epidemia del siglo XXI permite llevar una vida activa perfectamente normal gracias a médicos e investigadores, profesionales apasionados que no dejan de trabajar para que mañana sea de verdad una anécdota. Hay dos tipos principales de diabetes: Tipo I y tipo II. La primera es la mía, la insulino-dependiente o también llamada infantil, porque en un alto porcentaje de casos se presenta a edades tempranas, aunque yo "debuté" con esta enfermedad a los 44 años. Mi sistema inmune falló y atacó a las células del páncreas que producen la insulina sufriendo a continuación los tres síntomas del libro o las "tres Pes": Poliuria (orinar mucho), Polidipsia (sed horrible a todas horas) y Polifagia (hambre, hambre, haaaambre).



¿Porqué a mí? Pensé. A mí que toda la vida he hecho deporte, que sólo tres meses antes terminé mi Cuarta Maratón en Donosti, a mí que no fumo, a mí que soy un chico formal: Buen padre y ejemplar esposo, a mí que hago la declaración de renta puntualmente y pago la contribución urbana y el impuesto de circulación religiosamente cada año... ¿Porqué?



El estrés que tantos sufrimos en mayor o menor grado, herencia genética, un catarro mal curado, la contaminación, el agujero de la capa de ozono... Médicos, familiares, amigos, vecinos y yo mismo apuntamos una u otra causa, pero lo cierto es que daba lo mismo. El caso es que mi cuerpo -mi páncreas- casi no tenía reservas de insulina y que ya no iba a producir más -o muy poca- y que iba a necesitar "pincharme" insulina todos los días.

martes, 11 de agosto de 2015

Pico Palas y vuelta al Balaitus

"El Balaitús, con sus 3146 mts, es el más bajo de todos los grandes picos del Pirineo, pero es, sin duda alguna, el menos fácil de todos ellos y el más impresionante por su enorme masa compacta granítica y sus crestas electrizantes. Entre todas las pirámides que le rodean está en primer plano y de forma destacada el pico Palas, de 2976 mts. Este nombre no le vino por causa de su hermoso perfil griego, como podría suponerse, sino simplemente del nombre del pastor Palax, que vivía al pie de la montaña, bajo el abrigo de un techo de roca arreglado, una toue. La gente de Azun le da otro nombre, muy sonoro también: Castet dos Mourrous (Castillo de los Moros). La primera ascensión de esta cumbre fue hecha... ¡por error! Peytier y Hossard buscaban el camino para subir al Balaitús, y una mañana de niebla creyeron haber hallado la cresta que les llevaría a la cima deseada... mas de golpe se encontraron con abismos por todos lados y al aclararse la niebla vieron a "su" Balaitús más allá, al Sudeste. Habían subido al Palas. La arista que habían empleado, llamada hoy "de los Geodésicos", es la primera vía normal a este pico, y la chimenea Ledormeur es la segunda, aunque esta no es recomendable a grupos numerosos porque se desprenden muchas piedras..."

Montagnes Pyrénées  1963. L. Pérès - J. Ubiergo - A. Faus.

El Palas se levanta ante nosotros

Al Palas le tenía yo ganas desde hace mucho, su grado de dificultad es Poco Difícil pero como no es un tresmil y tiene por vecino al macizo de Balaitus-Frondiellas, siempre lo había ido dejando para más adelante, para otra excursión... y así muchos años, muchos.

- Iñigo, ¿cuándo me llevas al Palas? - le pregunté a mi buen amigo del Trizurko. Sabía que el año pasado lo había subido por enésima vez y que sólo hace dos semanas volvió por allí realizando una magnífica travesía en solitario que le llevó de La Sarra al Refugio de Arremoulit, en Francia, desde donde se encaramó a esta montaña por la arista de los Geodésicos, bajó por la Chimenea Ledormeur y acto seguido cruzó de nuevo la frontera por el Puerto de Lavedan, descendió al ref de Larribet y continuó valle abajo hasta la Cabaña Doumblas, próxima al Lac de Suyen. Allí puso rumbo Sur por un valle interminable y volvió a España por el Collado de la Piedra de San Martín asomando al Circo de Piedrafita. Ibones de Campo Plano y Respumoso y por el Paso del Onso regresó a la Sarra tras rodear todo el macizo de Balaitus.  Qué excursión!!!

Este fin de semana se cruzaron los astros: Iñigo estaba encantado de llevarnos a Nicolás y a mí con él para repetir la travesía y la ascensión al famoso Palas. Más que nada porque en su anterior periplo había hecho un tiempo regular y casi no había visto nada metido en la niebla todo el tiempo que anduvo por el lado francés del Pirineo.

La meteo pintaba un sábado de lluvias y tormentas y un domingo frío pero despejado así que lo teníamos claro. A las 5:30 recogíamos a Nico en Liédena y proseguíamos hacia Jaca, Sabiñánigo, Biescas y Sallent de Gállego. En este último pueblo paramos cinco minutos: a las 7:30 de la mañana y después de una noche de fiestas todavía hay alguna cuadrilla por la calle pero no se ve ningún bar abierto para echar un café. Encontramos una panadería abierta que nos sirve unos cafés y unos bollos ¡¡qué ricos!! hace fresco y el desayuno nos sienta de maravilla.

A las 8 de la mañana todavía hace más frío en la Sarra, donde dejamos el coche. Mi azúcar está en 259, culpa del cortado y del medio croissant, seguro.  Bebo un lago trago de agua y ajustando la mochila emprendo el camino detrás de Iñigo y Nico. Llevo camiseta de manga corta, con manguitos en los brazos: ahora los llevo bien subidos pero preveo bajarlos en cuanto el camino empiece a ganar altura y nos haga sudar.

Esta excursión nos vendrá bien a los tres: Nico ha hecho muy poco monte este verano y tiene que entrenar algo para los 42 kmts de Canfranc el próximo 12 de septiembre. Iñigo se ha apuntado a la ultra de 100 kmts pero casi no piensa en esa carrera porque antes tiene la Ultra del Montblanc, casi nada.  Dice que en Chamonix quiere disfrutar, no mirar tiempos ¿y en Canfranc? sus ojos claros brillan, ahí puede que lleve el reloj...  Yo también estaré con Nico en los 42 kmts de Canfranc si las patas no se rompen antes, y para eso nada como meterles desniveles y gimnasia de saltos por las piedras y si de paso me curro un monte guapo, ¿para qué quiero más?


Orillas del ibón superior de Arriel

El día anterior debió llover lo que no está escrito porque todos los barrancos llevan muchísima agua e incluso los lagos están un pelín turbios por la tierra arrastrada montaña abajo.  En un verano tan caluroso como este, al menos las tormentas mantienen el verde de los prados y bosques y refrescan el ambiente.

Y tanto que lo refrescan, pese al repechón que nos metemos para subir al valle de los arrieles casi no sudamos y la temperatura sigue bajando conforme ganamos altura y nos aproximamos a nuestro objetivo.
El camino nos llevó por esta rimaya ¡¡qué frío!!


Mi ilusión por el Palas se enfría también cuando nos acercamos a su base y se levanta encima nuestra. Soy montañero de ascensiones fáciles, muy pocas veces he practicado la escalada y aunque no tengo vértigo me tiemblan las piernas en los pasos delicados con patio debajo.  Temo el peligro pero también me atrae tocar el miedo y superarlo, sé que la vía es segura y tiene buenos agarres pero cuando llegamos a la parte donde hay que poner las manos... Ufffff

Iñigo es nuestro mejor guía y compañero, nos transmitirá seguridad y calma en todo momento y nos llevará "de la mano" en cada paso. Para mí es fundamental, yo sólo nunca me acercaría aquí. ¿Y Nico? Creo que es el más inocente de los tres, pensaba que veníamos a correr un poco monte arriba y monte abajo, pero confía a ciegas en nuestro jefe y aunque mira de reojo la pared igual que yo, acepta el reto de la ascensión. ¡¡Vamos allá!!








La Chimenea Ledormeur tiene muy buena roca y a mi entender cuenta con agarres suficientes en cada paso, solo debes mantener la calma por mucho que veas el patio debajo tuya. Tal y como dicen las guías el único peligro sería una piedra arrojada desde arriba por descuido o que una tormenta se echara a mitad de travesía. El ambiente de nuestra ascensión fue serio pues las nubes entraron desde Francia ensombreciendo las paredes y sólo nos encontramos con un grupo de montañeros al bajar. Por cierto que eran veteranos, uno de ellos tenía 75 tacos ni más ni menos y por cierto también, la bajada, que siempre me da más respeto, fue tan buena como la subida. Eso sí, aunque Iñigo me invitaba a descender de frente, mirando hacia adelante, yo me veo más seguro mirando a la pared. 

En la cima del Palas a las 11:51 tenía 356 de azúcar, lo asocié a la tensión de la aventura y a los tragos de isostar que había tomado.  









Una vez abajo nos desviamos a un lado de nuestra montaña preferida y por el Puerto de Lavedan descendimos al refugio de Larribet.  A las 14:22 mi azúcar seguía alto: 269, así que me puse 3 uds de novorapid para almorzar. La lata de refresco o cerveza sigue costando 3 euros.  Pusimos en común nuestros bocatas, chocolate y frutos secos y nos pusimos hasta arriba. 

Hasta el refugio habíamos ido por terreno técnico de bloques pero poco a poco el sendero fue mejorando aunque apenas se podía correr.  Perdimos altura hasta el valle principal que viene desde Arrens. Sin acercarnos al puente ni a la cabaña Doumblas pusimos rumbo Sur, ladera arriba para coger el sendero H.R.P. (Alta Ruta Pirenáica) que lleva a la frontera en el Collado de la Peyre de St Martin. 

Este valle se nos hizo muy largo, un cartel indicaba 3:45 horas hasta el collado, nosotros lo hicimos en bastante menos pero aún así, uffff...  Alguna carrera en los pocos llanos que encontramos y por fin dejamos las nubes detrás y recibimos los rayos del sol con agradecimiento. España, Sol y Toros for ever!!!!





El ibón de Campo Plano se sitúa junto a una extensísima llanura de hierba, sus aguas de azul turquesa con el verde de los prados alpinos hacen una postal suiza.  El ibón de Respumoso, más abajo, es mucho más grande debido a la presa que lo ha recrecido y también es un paisaje de postal, de fiordo noruego por ejemplo... 



En el refugio de Respumoso a las 18:21 tenía 124 de azúcar. Bebimos una caña y picoteamos más frutos secos, entre eso, el isostar y alguna barrita o gel cambiamos un domingo de paella y tarta por otro de zapatillas y mochila.  Por cierto que desde la presa hasta la Sarra corrimos el 90% del camino consiguiendo llegar poco antes de las 8 de la tarde. Mi azúcar a las 20:04 estaba en 105.  Cayeron unas patatas bravas y otra cañita en el chiringuito.  Bravoooo!!!!




Wikiloc: 33,53 kmts y 2941 mts de desnivel positivo acumulado

Todas las afotos o casi todas aquí

8 comentarios:

  1. Me alegro por ti. El Palas es una montaña preciosa cuya cima debería hollar todo amante del Pirineo, so pena de perderse algo bien bonito. Apantallada por el vecino Balaitous y con pocos metros a falta de llegar a tres mil, puede "quedarse fuera". Craso error. Salud y montaña, Carlos

    ResponderEliminar
  2. Pues fíjate que la quiero repetir pronto porque casi no vimos ni jotas con las nubes que entraron desde el norte tapando casi todo... Tiene que ser guapo subir por Geodésicos bajar por Ledormeur y después subir a Balaitus por la Diagonal bajando por Latour y regresar a la Sarra por Musales. Ahí dejo el guante!!! Salud, montaña, sol, crema, toros, futbol y jamón!!!!! Yupiiiiii !!!!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa circular para tener en cuenta!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con un ambiente de primer orden. En los refugios de Larribet o el de Arremoulit se respira el aire de la Conquista de los Pirineos...

      Eliminar
  4. De las excursiones bonitas de verdad. Habrá que apuntarla en "pendiente", eso o recoger el guante. Salute Carlos!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te decides a recoger ese guante dame un toque ¿Ok?

      Eliminar
  5. Vaya rutica más chula !! Una pena las nubes. Me identifico con lo que dices de las trepadas, yo allí nunca iria solo y luego con mucho tiento y guia experto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Qué tal Jero!! Sí que es guapa la ruta ¿eh? A.ver si pronto tú también puedes hacer excursiones como esta, no hay nada mejor para fortalecer patas. Esperamos verte pronto sudando la camiseta!!!

    ResponderEliminar

¡Haz un comentario!