Correr, caminar, pedalear, trepar, nadar, saltar...Trabajar y VIVIR. La diabetes, una anécdota.

Siempre y cuando controlemos el ejercicio y nuestra glucemia en sangre. Esta enfermedad que junto con la obesidad está considerada la epidemia del siglo XXI permite llevar una vida activa perfectamente normal gracias a médicos e investigadores, profesionales apasionados que no dejan de trabajar para que mañana sea de verdad una anécdota. Hay dos tipos principales de diabetes: Tipo I y tipo II. La primera es la mía, la insulino-dependiente o también llamada infantil, porque en un alto porcentaje de casos se presenta a edades tempranas, aunque yo "debuté" con esta enfermedad a los 44 años. Mi sistema inmune falló y atacó a las células del páncreas que producen la insulina sufriendo a continuación los tres síntomas del libro o las "tres Pes": Poliuria (orinar mucho), Polidipsia (sed horrible a todas horas) y Polifagia (hambre, hambre, haaaambre).



¿Porqué a mí? Pensé. A mí que toda la vida he hecho deporte, que sólo tres meses antes terminé mi Cuarta Maratón en Donosti, a mí que no fumo, a mí que soy un chico formal: Buen padre y ejemplar esposo, a mí que hago la declaración de renta puntualmente y pago la contribución urbana y el impuesto de circulación religiosamente cada año... ¿Porqué?



El estrés que tantos sufrimos en mayor o menor grado, herencia genética, un catarro mal curado, la contaminación, el agujero de la capa de ozono... Médicos, familiares, amigos, vecinos y yo mismo apuntamos una u otra causa, pero lo cierto es que daba lo mismo. El caso es que mi cuerpo -mi páncreas- casi no tenía reservas de insulina y que ya no iba a producir más -o muy poca- y que iba a necesitar "pincharme" insulina todos los días.

lunes, 21 de julio de 2014

Doble Kilómetro Vertical Villanúa - Collarada

¡¡Qué carrera más guapa señores!!  17 kilómetros y dos mil metros de desnivel positivos de tirón, subir, subir y subir hasta la cima de una montaña y bajar, bajar y bajar hasta la meta. Así de sencillo.


Pero no es sencillo organizar ninguna carrera, esta tampoco. Nuestros amigos de Villanúa son unos campeones y han trabajado a tope para que saliera todo perfecto, hasta el tiempo, pues a pesar de las previsiones que pintaban un domingo frío y muy nuboso, finalmente hemos tenido un día sólo un pelín fresquito, pero ideal para correr. En cuanto a las nubes sólo han tapado un momento la cima de la Collarada, dejándonos disfrutar de las espectaculares vistas que ofrece su cima a 2886 metros.  La señalización, los voluntarios y los avituallamientos, así como la seguridad todo perfecto. ¿Y las migas con huevo frito del almuerzo tras la entrega de premios? ¡¡También perfectas!! ¡¡Gracias Villanúa!!

Si además la aventura reúne un buen número de amigos ¿qué más queremos?  En particular he coincidido aquí con Carlos Nuin, amigo del grupo Celigüeta Montaña Zizur que hoy ha coronado el Collarada por primera vez, el próximo Sábado tiene una cita en Benasque para rodear el Aneto y el Posets, así que no estaba muy convencido de meterse hoy esta paliza.  El que sí lo tenía claro era Joxan Salgado, cuyas patas sólo sufren cuando descansan y necesitan actividad de continuo, él también tiene la misma cita en Benasque pero sólo le preocupa que este año las tormentas respeten un poco. Sólo un poco.  Está Guillermo Narvión, de Sabiñánigo, que ha venido con su familia al completo:  Mario no ha hecho tres meses y ya se ha chupado tres carreras de montaña, ¡¡tiembla Kilian!!  También de Sabiñánigo han venido Jesús Sanchez (Samuel) y Sergio Cazcarro, que conseguirá un magnífico segundo puesto de mucho valor ya que los tres primeros batirán hoy el récord de la prueba.


Muchas, muchas caras conocidas hoy en Villanúa en una convocatoria que ha reunido a más del doble de corredores que en 2013. Seremos más de 100 locos los que tomemos la salida a las 8 de esta mañana de Verano.  ¡¡Vamossss!!

Yo la había corrido en 2012 y pese a tenerla casi olvidada, las imágenes y sensaciones han venido a mi memoria conforme avanzaba en su recorrido, aquélla vez había ido con bastones pero hoy he preferido dejarlos porque en la bajada y en las zonas delicadas me estorban, además de que al ser pocos kilómetros confiaba en mis patas al 100%...Menos mal que no me he equivocado.

Manuel Martos, el campeón veterano de Zaragoza sí que los llevaba y en la salida me ha preguntado si era todo subida tiesa hasta la cima o se podía correr, -hombre, hay algún tramo casi llano, pero son pocos metros y también otros menos pendientes donde tú seguro que correras a tope-, le he contestado. Menudo pájaro está hecho el bueno de Manu...

Y así es, la primera parte por el bosque vas cogiendo altura por sendero bien marcado desde el principio, pero la pendiente es variable, con zonas donde hasta yo he podido trotar, como los pocos metros de pista forestal que hemos pasado. He encontrado mi sitio enseguida y conforme subíamos he ganado confianza al ver que no era adelantado por ningún otro corredor y que, al contrario, alcanzaba uno a uno hasta 6 ó 7 antes de salir a los llanos de la Trapa, al pie de los cortados sobre los que se levanta la segunda parte de la montaña.





Como he salido muy alto (310 de azúcar, madre mía), sólo he bebido agua pero en la Trapa ya he agarrado un trozo de plátano y bebido un vaso de acuarius. Con eso he enfrentado el paso de los cortados que dan acceso a los puertos superiores. Arriba otro avituallamiento, más agua y más acuarius y a seguir subiendo, ahora por una ladera de hierba que no tiene fin. Me alcanza Carlos Nuin y juntos seguimos ganando altura.

Fuente de los Campanales, último puesto de avituallamiento sólido y líquido, ¡como para quejarnos! tres chicas súper simpáticas nos ofrecen de todo, hay chocolate, frutos secos, agua, acuarius... ¿Un gin-tonic?, bueno, eso luego en Villanúa.  ¡¡Adiós, adiós!!




Ahora viene la parte más dura, no hay que más ver mis tiempos de paso en el Garmin, progresar por la pedrera que se extiende bajo el casco cimero de Collarada, es penoso y más con unas piernas que ya llevan muchos metros de desnivel. ¡¡Vamosss!!

Durante casi toda la subida también he ido coincidiendo con un corredor de Villanúa y otros locos, pero ahora que vamos más tranquis y voy haciendo fotos me iré quedando atrás.  El paisaje siempre lo merece. También hago fotos a los campeones de la carrera con quienes nos cruzamos justo en esta parte, ellos bajan y a nosotros nos queda lo peor...

Tedy Garzón a toda leche 


Jesús Sánchez - Samuel


Manumar a toda pastilla y a todo bastón ladera abajo
Por fin llegamos a la cima, hace fresco pero con los manguitos y el sofocón de la trepada final no hay problema, además sólo estamos tres minutos, lo justo para hacer cuatro afotos, beber un vaso de agua - ¡también nos han subido agua aquí!-. Y tras despedirnos de los voluntarios iniciar la bajada.




¡¡Gracias Carlos Nuin!!

Carlos Nuin "wasapeando"

Ibón de Ip
Ramón Ferrer, cómo no, está justo aquí para sacarnos bien guapos mientras volamos a la altura de las nubes, con un paisaje increíble de alta montaña. Debajo nuestra, las verdes aguas del Ibón de Ip, muy, muy abajo, casi mil metros más abajo.

Carlos Nuin,  Koldo Juanto y yo más chulo que un ocho.
Foto de Edu Uribe - Magnífico reportaje y video en Mendilasterketa

Gracias Ramón!!!!
Todo el reportaje y crónica de carrera aquí.



Bajar el casco cimero es un pelín delicado pero la organización ha dispuesto dos tramos de cuerdas fijas para quitarnos el miedo, con eso y ayudados de la gravedad, que es una ley universal incluso aquí arriba, enseguida nos vemos "esquiando" por la pedriza, ésa por la que tan penoso había sido subir. Así que en cuatro saltos y con algún taco de la zapatilla un poco más gastado llegamos a la parte de hierba. Seguimos bajando. Un descenso que no acaba nunca. Bajamos un grupo liderado por Sandra, corredora local del KM2 Villanúa, que baja como un cohete. Nos dice que en el cortado irá más despacio porque tiene vértigo pero yo creo que nos quiere despistar porque me las veo y deseo para no perderla de vista.

En un plis-plas entramos en el bosque y emprendemos la bajada final por el sendero. Mi tocayo y Sandra adelantan a dos corredores y yo me quedo con un colega de Carlos Nuin detrás de dos chicos, que no es que bajen despacio pero sí más que los otros dos locos.

Me sorprende felizmente verme bajar con rapidez, confianza y sobre todo con fuerza, imprescindible para evitar tropiezos y corregir resbalones. Conseguiré adelantar a varios chicos y en cuatro patadas llego a la ansiada meta en Villanúa.  Mi tiempo: 03:19 ¡¡genial!! ¡¡he bajado 9 minutos con respecto al 2012!!

Con Felipe Narvión, de Sabiñánigo
¡¡Cuántas puyadas a Collarada organizadas por Samuel y por él!!

Estos tres pájaros batieron el record de la prueba,
David Prades, Sergio Cazcarro y Antonio Blanco.
David y Sergio bajaron de la cima en 37 minutos!!!

Veteranos A: Oscar Díez, Jesús Sánchez y Tedy Garzón

Banda sonora para subir a Collarada ¡¡qué campeón!!

Todas mis afotos aquí.
Clasificación General





6 comentarios:

  1. Eres el puto amo, irás a la Canfranc-Canfranc?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja!!! Gracias Christian, tú sí que eres el amo, de la Aezkoa y de Irati en particular. ¿La Canfranc-Canfranc? Me lo voy a pensar, he participado en tres ocasiones, bueno dos, porque la primera la recortaron por mal tiempo. En las otras dos ocasiones no he conseguido terminar bien, lo que se dice bien, y no lo digo por el crono sólamente. Así que como soy un masoca puede que vuelva por allí. El sábado 13 de septiembre... Ahora mismo lo apunto.

      Eliminar
  2. Zorionak!
    Aupa cuadrilla!
    Os mando algunas foticas y video d la cima en la 2KV.
    Un abrazo!

    http://www.mendilasterketa.blogspot.com.es/2014/07/2-kv-collarada-david.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edu, ahora mismo las enlazo en mi entrada ¿Ok? Muy chulas las fotos por cierto, pero oye no hice ni enterarme y es que ibamos como locos... ¡¡Un abrazo campeón!!

      Eliminar
  3. Fletxa Coja de Donibane21 de julio de 2014, 22:43

    Enhorabuena por la crónica y por la performance, Cansamontañas. El 2KV es una gran carrera, un pelín bruta pero totalmente recomendable, y muy especial. Eso sí, hay que ir bien de condiciones, porque si no te pasa como a mí. A los diez minutos (en el control de Moscasecho) ya estaba fuera de juego... adiós, adiós, como sueles decir. Vaya... justo ahora me acuerdo de que Christian completó la prueba el año pasado con la rodilla a la virulé. Cagontó, ya ni puedo poner excusas para mi flojera. Asumámosla elegantemente, pues.

    Saludos a todos los cabras.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Fletxa, ya me fijé en meta que no andabas por allí... ¡¡mecachis!! En la próxima no te quitaré el ojo y si te veo parar te doy con un palo. ¡¡Vente a Canfranc en Septiembre y verás!!

    ResponderEliminar

¡Haz un comentario!